Natación

Por fin después de mucho tiempo sin decidirme hoy ha sido el pimer día de piscina. Para empezar ha sido algo suave, a mi bola, nadando tranquilamente.

La idea era empezar a engancharme y a practicar teniendo en cuenta que el 30 quiero hacer el Villa de Madrid, asi que no podía demorarlo más y al menos llegar a la prueba con algo de entrenamiento.

Para empezar no se ha dado mal, 1000 metros en unos 25 minutos. Tampoco merecía la pena hacer más ya que me hubiera machacado y no quiero tener agujetas ni estar cansado, ya habrá tiempo de machacarse en la piscina. De momento poco a poco con vista en los triatlones de este verano que posiblemente no sea más distancia que un sprint (750 metros), como mucho Segovia un olímpico pero que está pendiente del trabajo.

Las sensaciones han sido buenas para empezar, ahora hay que ir mejorando día a día.

Esta entrada fue publicada en Natación, Piscina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *