Duatlón de San Martín de Valdeiglesias

Ayer tuvo lugar el IV Duatlón de San Martín de Valdeiglesias, segundo en mi historial. Ignorante de mi pensaba que iba a ser algo parecido al de Boadilla, maaaaaaaaaaaaadre mia.

En este estuve acompañado por mi mujer, hermana y cuñado (gracias a ellos no me retiré en la primera vuelta de bici).

Llegamos sobre las 10:45 (con tiempo para evitar prisas de última hora), bajamos la bici, preparamos los tratos y nos vamos a la salida a recoger el chip. Una vez recogido toca esperar a que los de la prueba de iniciación terminen su recorrido de bici para que nos dejen meter las nuestras en Boxes y así no molestemos a los de la primera prueba. Una vez que dejo la bici me voy a calentar un poco.

Boxes

Cuando va quedando poco llamo a Manu para ver por dónde anda. Quedan diez minutos y aún están en el pueblo (el circuito queda separado unos kilómetros y por una carretera bacheada). Me acerco a donde se recogen los chips y comento a la organización el problema y como resultado al final esperan 10 minutos a dar la salida lo que les permite llegar justo después de haber dado la salida, al menos pudieron unirse a nosotros 😀

Una vez dada la salida empezamos el primer tramo a pie. Para empezar, rápido (para variar) a 4 minutos el primer kilómetro. Después voy subiendo el ritmo para no machacarme ya que empiezo a notar algo de flato. El terreno con tierra perfecta y todo toboganes, ni un llano.

1º tramo a pieEl tramo de a pié se acaba más o menos bien reservando fuerzas para la bici y me dirijo a por la bici. Esta vez pruebo a llevar los pedales automáticos no sin miedo de ver el resultado. Apenas pierdo 1 minuto en la transición, lo que indica que el cambio de zapatillas no quita casi nada de tiempo, tiempo que luego se recuperará por los automáticos.

El tramo de Bici empieza con una ligera subidilla con surcos en la tierra que a priori parecen un poco molestos pero no duran mucho. La cuesta sigue aunque es tendida y se hace bastante llevadera para terminar con un giro a la izquierda. Al dar el giro es cuando empieza la diversión, el camino que esperaba ha desaparecido!!!! Por suerte llevo a otro corredor delante e intento seguirle. Y digo intento porque el tema empieza a tomar velocidad por sitios donde no estoy acostumbrado, sube, baja, curvas, piedras, arbustos y de repente hay una bajada pronunciada en la que a la mitad se cortaba por la carretera de asfalto.
Entonces pienso, bueno, no está mal esa cuesta abajo a ver qué más nos espera. Pues lo que vino después era una BAJADA de pelo……. La verdad es que no sé muy bien cómo explicarlo o como relatarlo (hubiera sido ideal llevar la cámara en el casco). Piedras que no sabías por donde pasarlas al no conocer el terreno, un salto que me comí que según iba por el aire iba rezando para caer bien y seguir entero, más curvas y botes junto con más cuestas. Increíblemente los pies se me salían instintivamente cuando veía que me la pegaba. Intentaba frenar pero la bici bajaba sola, era alucinante…..

Al terminar la gran bajada hay un giro de 90º a la izquierda con arena suelta en el que otra vez casi me voy al suelo pero logro evitarlo. Después vuelven unas cuestas arriba y abajo. Encontramos también algo de asfalto, poco para luego volver a bajar por una cuesta bastante vertical donde volvemos a tomar gran velocidad y vamos a un desfiladero en la falda de la montaña, con el pantano abajo (bastante seco pro cierto). Solo de verlo daba respeto al no conocer el lugar con lo cual aflojé porque venía estresado ya des las bajadas anteriores.

Después de este punto ya empezaba la cuesta arriba, dura, muy dura, pero que casi lo agradecías, al menos solo tenías que pensar en pedalear y no en evitar caerte. En toda cuesta había dos bajaditas que al menos permitían soltar las piernas para afrontar el último tramo. Al coronar se daba una vuelta alrededor del circuito de a pié y vuelta a empezar.

Recuperando

Mientras subía la gran cuesta iba pensando en retirarme, había pasado tanto miedo bajando y estaba tan alterado que no quería volver a bajar, pero claro, he hecho que Silvia mi hermana Pilar y Fran vengan para luego yo retirarme? Así que me armé de valor y a darle caña.

La verdad es que las otras tres vueltas fueron distintas a la primera, ya conocía el terreno y sabía lo que había. Sabía donde era más técnico, donde frenar, apretar,aflojar…. pero eso no hizo que me llevase algún susto más. Eso sí, conseguí subir todas las cuestas sin poner pié a tierra.
Una vez terminada la bici tocaba correr otro poco. Como pasó ya en Boadilla, al rato de empezar a correr los cuádriceps se me empiezan a subir y las piernas se me ponen bastante rígidas. Paro un par de veces y las masajeo. Parece que funciona así que toca seguir pero cuidando el ritmo, no hay prisa.
Después de 2h11′ llego a meta (media hora más que en Boadilla!!!), objetivo cumplido, otro éxito.

La verdad es que en líneas generales estuvo muy bien organizado y sobre todo, sitio bonito e ideal para disfrutar de una prueba dura, muy dura. La verdad es que al final he disfrutado como un niño

Como comentario crítico, a aquellos que por ir más rápido les da igual pasar por encima de otros, aunque el 99% pedía paso y así se le daba.

Para terminar el día comida en San Martín en el Restaurante Arcos de la Corredera (recomendable si queréis comer bien). Aquí vimos a Rebeca y Pablo, padres de Emma y Hugo (también vimos a los peques claro), compañeros de David en su primera etapa en la UCI. Gemelos prematuros (creo que 25 semanas) con pesos alrededor de los 700 gr. Ahora con 14 meses es increíble verlos tan bien. Una prueba más de que sigue habiendo milagros. Mi admiración a sus padres por haber estado más de tres meses yendo y viendo a diario al hospital.

Pongo la Clasificación para los que tengáis curiosidad.

Bueno, ahora hay que empezar a pensar en la próxima prueba, quizás los 10km populares de Aranjuez o ya diréctamente pasar a Enero (La San Silvestre no la considero carrera, es un paseo :D) También hay que empezar a centrarse en el Maratón.

Continuará………

Esta entrada fue publicada en Duatlon. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.