Maratón de Barcelona: Fracasar es no intentarlo

A priori puede parecer la típica excusa que busca el que lo ha hecho mal, pero para mi este pensamiento es algo básico desde hace mucho tiempo pero especialmente desde hace año y medio.

Es fácil hacer las cosas cómodas sin esforzarse y sacar un resultado normal, cómodo, del montón. Pero lo valiente y lo arriesgado es intentar superarse a uno mismo, especialmente si has entrenado para ello. Habrá muchas veces que salga mal, pero seguro que habrá alguna que salga bien y será un éxito. Las veces que no salga acabarás triste, fastidiado, pero feliz de al menos haberlo dado todo por conseguir el objetivo. Y esto no solo se puede aplicar al atletismo, sino a cada cosa que hacemos en la vida.

Así se puede resumir en pocas palabras el resultado del Maratón, salida ambiciosa hasta que en el km 31 la rodilla dijo basta. Si la rodilla no hubiera fallado el tiempo hubiera sido…… simplemente mi mejor marca en Maratón, pero no pudo ser y aún así la marca de ayer es la cuarta mejor mía.

Después de pasar un viernes y sábado relajados por las calles de Barcelona haciendo turismo, las expectativas para el Domingo eran altas. A pesar de llevar varios días dando previsiones de lluvia, el día se levantó totalmente despejado y una temperatura ideal, unos 7-8ºC al empezar (Menuda suerte porque hoy, un día después, ha nevado!!!).

La mañana empezó a las 6, hora para levantarse y desayunar encerrado en la habitación (para no molestar a Silvia) ya que el bufé del hotel hasta las 7 no empezaba, demasiado tarde. Terminado el desayuno empieza el ritual de crema en los pies, medias, ropa…… y una vez listo me voy para molestar lo menos posible. Pillo el periódico y hago tiempo poniéndome al día. Mientras leo sopeso qué hacer durante la carrera, qué «globo» seguir. La preparación la había hecho con vistas a 3:30, a asegurar un buen tiempo, pero como me he encontrado tan bien estos dos últimos meses decido ser ambicioso e ir a por 3:15, luego ya veríamos si rectificar sobre la marcha.

Sobre las 7 salgo del hotel. Una vez en la zona de guardarropas preparo el dorsal, dejo la mochila y salgo al punto de encuentro con Cristino y Pilar. Después de encontrarles charlamos, estiramos y ya sobre las 8:15 nos despedimos y nos vamos cada uno a su «zona».

La salida se da con bastante puntualidad pero hay algo que no me gusta en la salida, los «globos», la gente que lleva esos globos con un tiempo marcado y que se suponen que van a llevar el ritmo adecuado para ese tiempo, salen de los primeros, con lo cual todos aquellos que queremos seguirlos y que salimos más atrás vamos en total desventaja y tendremos que hacer un sobre esfuerzo si queremos pillarles. Dicho y hecho, salimos y ya los globos van lejos, mierda!!! Me pasó en Amsterdam y me vuelve a pasar ahora, así que decido que aún arriesgando y gastarme a lo tonto al principio, voy a ir en su búsqueda.

La carrera al principio es suave, tiende hacia arriba un poco pero se hace llevadera. El ritmo es alto para empezar, cuatro minutos treinta y pico por kilómetro. A poco de pasar el km 3 ya pillo al globo de 3h30′ pero el de 3h15′ queda todavía muy lejos así que decido apretar más especialmente después de pasar la gran tachuela de la carrera que hay en el km 4,5. A partir de ahí los km van cayendo a 4 y poco segundos el km, hasta llegar al km 8 donde por fin logro alcanzar al globo de 3h15′, por fin!!! Ahora toca descansar un poco.

A partir de aquí cambio el chip y me pongo a ritmo del grupo y lo único noticiable que sucede hasta llegar al km 25 es el paso por la fachada del nacimiento de la Sagrada Familia, tremendo!!! Por lo demás son kilómetros tranquilos yendo a ritmo, contemplando la ciudad y sin problemas. El paso de la media es en 1h35’55» muy bueno (el paso de Sevilla donde tengo mi récord personal en Maratón fue 1h39»)

Llegados al 25 el globo se me empieza a ir un poco, tampoco me preocupa mucho porque el paso por el km 25 es muy bueno a una media de 4’30» lo que supondría 3h10′. Es decir, no me importaba perder un poco de tiempo si así iba más cómodo. Cuando pasamos el 26… joder, ya no veo el globo, si que he metido un bajón…… pero lo gracioso pasa en el 27 cuando veo que el tío con el globo me pasa, el jodío se había parado a mear por eso le había perdido su vista, menudo susto, pensaba que había pinchado pero todo quedó en un susto (de momento). El ritmo le acomodo en torno a los 4’50», segundos arriba segundos abajo, así consigo ir mejor ya que estaba empezando a notar las piernas un poco pesadas.

Llega el 30 y lo paso en 2h16», quedan solo 12 km hasta meta y 1h3′ de margen para conseguir mi récord, muy mal se tendría que dar par no conseguirlo yendo bien, podía permitirme bajar el ritmo más aún y conseguirlo y en el peor de los casos bajaría de 3h30′, algo grave tendría que pasar para no conseguirlo.

Pero como no podía ser de otra forma basta con pensar que nada puede estropearlo para que aparezca mi bestia negra, eso que ya no pensaba que podía ocurrir y que apareció de la forma más brutal. De repente empiezo a sentir el dolor en la rodilla, maldición!!! Pero como habitualmente aparece poco a poco y tarda tiempo en dejarme KO pensé que todavía podría apurar más, pero nada más lejos de la realidad. Apenas segundos después de empezar el dolor este se convierte en insoportable, ese dolor que parece como si un clavo estuviera atravesando la rodilla hace que no pueda aguantar y no hay más opción que parar. Bueno, mejor dicho ponerme a andar. Ando, espero a que el dolor baje y vuelvo a intentar correr pero nada, apenas 300 metros y vuelvo a andar. Desde entonces hasta el km 41 todo fue así. Poco a poco iba viendo como el récord se alejaba pero lo único que tenía en mente era acabar con la rodilla bien y no fastidiada y que me obligase a estar algún mes parado. El objetivo pasa a ser mantener la rodilla lo mejor posible e intentar bajar de 3h30′.

Por momentos daba la sensación de que lo iba a conseguir a pesar de todo, pero los dolores, el cambiar la pisada, las sobrecarga que conlleva esto y la mente que empieza a flojear hacen que el ritmo baje más de lo deseado y casi al final, en los 3 últimos kilómetros veo como por poco se me pasa la oportunidad a pesar de que el último km lo hago sin parar apretando los dientes. Por mi GPS realmente el 42,195km lo paso en 3h33′ pero al final el GPS me marca 42,65km en meta. A priori podría ser yo, pero una vez en meta escuché a alguna otra persona diciendo que su GPS también le había marcado eso de más.

Al final en meta el tiempo es 3h36’11», mi cuarta mejor marca personal a pesar de haber pasado varios kilómetros cojo. Curiosamente mis cuatro mejores marcas las he hecho fuera de Madrid (Sevilla, Aguilar de Campoo, Roma y Barcelona). Este tiempo que a más de uno le puede parecer «bueno», para mi al final fue un pequeño chasco, lo tuve en mi mano pero fue la rodilla la que me lo quitó. Aún así, pasadas las horas me alegro de haberlo intentado, ahora sé que a pesar de que el tiempo sigue pasando, sigo estando en forma y con posibilidades no sé si de bajar mi marca, pero si al menos de bajar de 3h30′. Cuándo? Bueno, el tiempo dirá. De momento el próximo maratón será Nueva York justo 8 meses después de Barcelona, pero ese no va a ser para hacer o intentar hacer buena marca, sino para disfrutarlo acompañado de la familia al completo.

Un maratón más terminado, el 15 de 16, y algo más que aprender: Fracasar es no intentarlo.

Esta entrada fue publicada en Carrera, Maratón. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Maratón de Barcelona: Fracasar es no intentarlo

  1. Gran crónica. Cada maratón es es sí un logro personal, al margen del tiempo empleado, y al margen de que cada corredor compite contra si mismo y contra sus propios cronos. Lo mejor de todo es encontrar el coraje necesario para aceptar que pese a estar muy bien entrenado, el físico hay que cuidarlo y es preferible sacrificar un crono que una rodilla. Carreras,amigo Jose, hay muchas. Rodillas solo tienes dos y han de durarte toda la vida. Enhorabuena por esta maratón, y un solo reproche…no sacaste la bandera.

  2. La Bandera está comprada, pero solo es para utilizarla fuera de España 😉 así que la reservo para Nueva York

  3. Mariano dijo:

    Muchas Felicidades ! Yo sacaré la bandera en el 1/2IM de Barcelona , no te preocupes . Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.